lunes, 24 de septiembre de 2007

ANTICONCEPTIVOS HORMONALES

Los anticonceptivos hormonales son sustancias químicas que funcionan mediante la alteración del modelo hormonal normal de una mujer para que no se produzca la ovulación. Actúan sobre el revestimiento uterino para evitar la implantación del huevo fecundado en el útero, y modifican la composición del moco cervical. Estos anticonceptivos pueden ser administrados en forma oral inyectable o mediante implantes. Cuando se usan adecuadamente, los anticonceptivos hormonales son un método de control de natalidad muy eficaz que, sin embargo, no ofrece protección frente a las enfermedades de transmisión sexual, tales como el SIDA.



Estos anticonceptivos son conocidos como:




PILDORAS



Píldora anticonceptiva, también conocida como contraceptivo oral, medicamento que evita el embarazo. La píldora es la forma más popular de contracepción reversible, es decir, de control de natalidad temporal que permite a la mujer quedar embarazada con sólo interrumpir el tratamiento. En un uso correcto, este método de control de la fertilidad tiene una eficacia del 94 por ciento.
Actualmente se utilizan dos tipos de píldoras anticonceptivas: combinadas y de progestina. Las primeras, que contienen la hormona sexual femenina estrógeno y progestina (una forma sintética de la hormona femenina progesterona), son las más utilizadas. La píldora se toma durante 21 días seguidos de 7 de placebo (una píldora inactiva, por lo general de azúcar) o sin tratamiento. Se deben tomar todos los días, a ser posible a la misma hora.
Las píldoras combinadas impiden la ovulación (es decir, la liberación del óvulo desde el ovario), aumentan la secreción de mucosa del cérvix o cuello del útero (una pequeña estructura que conecta el útero con la vagina) para dificultar la penetración de los espermatozoides en el útero e impiden el engrosamiento del revestimiento uterino (el endometrio) para que el óvulo fecundado no pueda implantarse en él.










INYECTABLES





Los anticonceptivos inyectables contienen hormonas sintéticas, las cuales se administran por medio de una inyección intramuscular profunda. Los anticonceptivos inyectables son métodos seguros, efectivos y reversibles . Existen dos tipos de anticonceptivos inyectables: los que contienen sólo progestina y los inyectables combinados, que contienen progestina y estrógeno. Dentro de los anticonceptivos inyectables sólo de progestina que se encuentran disponibles, están el DMPA (acetato de medroxiprogesterona de depósito) y el NET-EN (enantato de noretindrona). Entre los inyectables combinados que están disponibles se incluyen Cyclofem™(llamado también Lunelle) y Mesigyna®.